top of page

Sobre mi

¿Cómo empecé y hacia dónde voy?
foto pablo diaz.jpg

Mi nombre es Pablo Díaz Rodríguez, tengo 4 hijos, una nieta y aún tengo la suerte de tener a mis padres vivos. Después de haber jugado tenis desde los 7 años, ahora, y luego de no poder recuperarme de una tendinitis a la muñeca, me dedico a trotar, que es mí espacio para pensar y estar conmigo. Además, soy un fanático de la música por todo lo que logra en nuestro cuerpo y en nuestros estados de ánimo.

20220416_142958_edited.jpg
20211231_130854_edited.jpg

2010

El 2010 cree una Consultora de Personas, que se llama Kijote, en la que realizamos entrenamientos o capacitaciones, coaching individuales y programas de Desarrollo Organizacional.  Este paso que di después de más de 10 años de trabajar en forma dependiente, me ha permitido aportar a las personas y a las organizaciones en; el generar conversaciones que abran posibilidades, el reconocer y cultivar los distintos estados de ánimo por los que pasamos, además de impulsar relaciones vinculares escuchando empática y positivamente.

Las circunstancias de la vida, me han llevado a realizar terapias de distintos tipos, de las cuales estoy muy agradecido por las transformaciones, autoconocimiento y mejoras que han producido en mí.

Un poco de esta experiencia es la que he querido llevar a lo que hacemos en la Consultora. Siento que impulsar la reflexión y el entendimiento de lo que nos va pasando, nos permite conocernos profundamente en las fortalezas y en las áreas de mejor, lo que nos lleva a ser más conscientes de lo que hacemos, sentimos y pensamos.

Me enorgullece trabajar desde la experiencia y el estado emocional de cada individuo, forma que estoy seguro les permite generar herramientas para gestionar sus acciones y emociones de manera efectiva.

Una de mis competencias que he ido fortaleciendo a través de los años, es la de gestionar y sobre todo la de empujar los cambios, competencia que siento es vital para encontrar en forma permanente, formas de adaptarnos a los cambios del entorno y a los propios.

Como muchos, culpaba más al entorno que a mi propia acción ante algo que no resultaba según lo esperado, al mismo tiempo no confiaba mucho en mis capacidades (sobre todo emocionales) para solucionarlo, y finalmente no asumía mí responsabilidad en tomar las acciones de aprendizajes, correctivas y de mejoras correspondientes.

Cielo

Un ejemplo de eso, es que después de haber tenido mi inicio laboral en el área agrícola, luego en el área de ventas, marketing y trade marketing, desde hace más de 14 años que trabajo en el área de personas. Mirando hacia atrás, claramente que todos estos cambios de cargos me permitieron fortalecer la capacidad de flexibilidad ante los cambios, pude obtener la experiencia de las distintas personas con las que me relacioné y eso me llevó a encontrar mi propósito, que es el traspasar mi experiencia para que cada persona encuentre su camino de transformación y mejora, ¡algo que sin lugar a dudas se puede!

Ahora no sólo agradezco los cambios, sino que los impulso, los genero y me lleno de cambios, gracias a todos los cambios que he tenido soy lo que soy, y gracias a todos los cambios que he tenido puedo hacer algo que me apasiona y que además me sigue llevando por el camino de la transformación personal.

Negro 3_edited.jpg

Me siento feliz de haber ayudado y estar ayudando a personas y a organizaciones, a potenciar sus capacidades, a hacerse cargo de sus transformaciones y a lograr desempeños de excelencia en sus acciones diarias, lo que además beneficia a sus entornos, familia, amigos, compañeros de trabajo y a todos con quienes se relacionan.

" Con cada nuevo comienzo recordamos que nuestro mayor valor son las personas que nos rodean. Aprovechemos este tiempo para fortalecer vínculos, inspirar a otros y trabajar juntos."

Pablo Díaz

bottom of page